Aramusa28

Sobre Arte y algunas de sus manifestaciones

Archivar para el mes “agosto, 2013”

Efecto Impotencia

Efecto Impotencia

 

 

 

El propio Presidente Raúl Castro, ha hablado de la resistencia que hacen “algunos “a los cambios o reformas que plantea la Actualización del modelo económico en Cuba, recogida fundamentalmente, en los Lineamientos dictados por el PCC (Partido Comunista de Cuba) y etc. Entonces, podríamos intentar adivinar qué ocurre en relación a la corrupción de un ciudadano actual de este país, políticamente “normal”

Si partimos de esta definición del ciudadano cubano, ya empezamos mal, porque no hay tal ciudadano políticamente “normal” en este país, o sea, están los que se oponen a este gobierno o hacen resistencia de forma abierta y expresa, los abúlicos, que “no” se oponen y disimulan con una doble moral en función del nivel de su oportunismo, en defensa a ultranza de sus intereses, y, un nuevo “modelo” surgido casi silenciosamente, no evidente; las nuevas generaciones de victimas contagiadas del llamado: Efecto IMPOTENCIA (EI).

Los individuos afectados por este Efecto o EI, son aquellos que al inicio de este Sistema de gobierno “Socialista”, por inocentes y confiados, por ignorancia, o por no tener una mejor opción, “creyeron” en él, como un proyecto de vida positivo, justo y esperanzador.

A poco tiempo de sus comienzos, estas personas imbuidas en este espíritu de “creyentes” se esforzaron en tratar de cambiar u ocultar aquellos errores o grietas que se empezaban a vislumbrar y que “creían”, no eran responsabilidad del gobierno Socialista, sino de hombres equivocados o corruptos “mercenarios al servicio del Imperialismo yanqui”, que no entendían la esencia fundamental ni las bondades de un régimen que abogaba “por el pueblo, con el pueblo y para el pueblo”.

Se desgastaron. Se cansaron de la “lucha”, se aburrieron de esperar lo que nunca llegó, se decepcionaron de soñar con un comunismo virtual, con un espejismo inalcanzable, con una utopía quinquenal que devoró sus vidas y las de sus seres queridos hasta llegar a generar un padecimiento grave, El “Efecto IMPOTENCIA

Ocurre que este Efecto es altamente contagioso y amenaza en convertirse en una pandemia que afecta fundamentalmente a los países infectados de Dictaduras o Totalitarismos, de estadías interminables, sin solución inmediata.

Así, y como un efecto dominó, incontrolable ya, se ha ido sumando a los contagiados iniciales, una masa de mayor número cada vez, de jóvenes nietos, bisnietos, tataranietos y parientes, que han presenciado cómo, aquellos, que en un momento dado eran sus paradigmas a seguir,  fueron degradando o disminuyendo sus valores hasta casi desaparecer, aquellos valores, que una día les trataron de inculcar como inherentes a este tipo de régimen, sin lograr convencerlos realmente, por simple incongruencia con la realidad diaria.

Los recién infectados por EI, en su mayoría, ni siquiera conocieron qué significa profundamente la expresión “tabla de valores” por ser descendientes, herederos de corruptos, apáticos o escépticos, que pasaron desapercibidos al mezclarse con los contagiados iniciales, camuflados en sus disfraces de oportunistas que lograron su objetivo, escudándose siempre que se necesitaba, detrás de su mejor “patente de corso”, si se sabe utilizar con astucia y sabiduría; el carnet del PCC. (Partido Comunista de Cuba)

Toda esta nueva masa informe, se fue mezclando en un entramado cada vez más difícil de categorizar y conforma un mosaico confuso de la nueva sociedad cubana, donde el caos y la anarquía van convirtiéndose en el paisaje natural, de un país donde rige la incertidumbre como protagonista de un futuro, donde es imposible atisbar lo que le depara, a una patria que una vez apostó por un futuro paradisíaco, en el cual nadaríamos en la abundancia de valores de un hombre nuevo ideal y perfecto y una prosperidad económica nunca antes alcanzada en toda nuestra historia, después de Cristóbal Colón.

Germina así espontáneamente una Nueva Oposición mucho más peligrosa que la tradicionalmente existente, como un Efecto IMPOTENCIA inevitable.

Surge justamente de ese ojo del huracán, como un karma merecido a todo régimen opresor, que le ha robado a la fuerza, un destino de paz y prosperidad a su pueblo, manifestándose de forma sutil, pero con secuelas devastadoras para los intereses de ese gobierno fascista.

Una Nueva Oposición que incuba dentro de sí el misterio de lo sin rostro, de lo que no se puede contener por impredecible, de lo estallable.

Cuando un pueblo grita en silencio su dolor, queda registrada más allá de su mirada, una tristeza inexplicable y casi mística, donde los gobiernos peligran.

analuisa.rubio@yahoo.com

Haga Yoga, diga Ommmmm! y ríase de los comunistas.

                     

Corrían los años 70s, yoYOGA estaba feliz, realmente feliz. No tenía vivienda fija y sobrevivía económicamente de la caridad pública, textualmente de la mano de Dios. De aquellos que buenamente se compadecían de mi situación, pero yo siempre reía.

Estaba estudiando la carrera de mis sueños, Actuación, en la memorable escuela del ICRT (Instituto Cubano de Radio y TV), que dirigió esa gloria de las Artes Escénicas que fue Alejandro Lugo, con profesores tan estelares como Alden Knight , Julio Lot y tantos, maravillosos como profesores y por los valores que nos inculcaron y a los que estaremos eternamente agradecidos, por su entrega y desinterés. Ganaban bien poco por esto pero amaban el Arte.

Cuando tenía dinerito me rentaba en hoteles del Vedado habanero como el Vedado o el St. John´s o el Flamingo, etc., porque eran los más cercanos a mi itinerario de la semana y porque costaban $5.00 pesos moneda nacional la noche, sí así como se los cuento, ¡cinco pesos MN! A mí me parecía mucho, pero no tenía opción. 

Poniendo otros cinco pesos almorzaba o hasta merendaba. Pero esa panacea no duraba todo el tiempo y cuando me quedaba en quiebra total, iba a parar a dormir a un sofá azul claro, súper confortable, al menos para mí esqueleto, que había en la Funeraria archifamosa de K, también en el Vedado ¡ No se imaginan los muertos que velé, que no eran míos! (tengo testigos vivos de esto, para los que duden) .

Y en definitiva yo reía, porque estaba feliz aunque hubiera un terremoto de 7,7.en la escala Richter.

Era una persona muy carismática y simpática, sobre todo porque siempre reía, pasara lo que pasara siempre reía, eso le gusta a la gente, los que ríen, aunque no digan nada interesante, pero a la gente les gusta reír, los relaja.

Los problemas de los demás, el llanto y la tristeza, provoca el rechazo de “algunos” y hasta la burla o el irrespeto, y llegan a etiquetarte de ser una persona negativa o paranoica, o en el mejor de los casos “aburrida”, y pierdes oportunidades importantes, lo sé muy bien. Pero eso es normal en los superficiales. Me río de ellos.

Es más cómodo y se evita el stress, hay que estar positivo, aunque te estén remameyando, Ommmmmm!. Pero en esa época yo no hacía estos análisis, yo estaba feliz , incluso, podía haberme evitado muchas noches de sofá azul porque realmente yo era una Barbie, y más.

Casi todos los días aparecían “amigos” que querían “ayudarme” y me invitaban a que colocara mi cuerpecito en sus camas, “sanamente”. No sé por qué, pero esa opción no me convencía mucho y aunque nunca fui precisamente un angelito, algo no me sonaba bien en esos ofrecimientos. Será tal vez porque estaba imbuida con aquello de moda para todo, de “Voluntariedad” que me faltaba en estos casos.

Y llegó el día crucial. Iban a hacer una selección para ser militante de la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas) por el Buró de los ya militantes- trabajadores del ICRT, yo andaba muy preocupada, pensaba que mi carrera como actriz dependía de eso.

Mi papá nunca quiso que yo fuera ni pionera y mucho menos que fuera a alfabetizar porque yo era asmática, decía, pero yo sabía que no era por eso. Entonces mi aval como “revolucionaria” estaba en crisis y mi situación laboral, o sea el ser contratada de aprobar este curso, pendía de un hilo.

Sorpresivamente, no fue por ahí la cosa o lo trataron de disimular, no lo sé, lo que sí sé es que luego de ser propuesta y aprobada por mis compañeros (yo era muy querida por todos en mi escuela, recuerden que reía)

Cuando llegó el momento de las conclusiones de los “respetables” militantes nadie respiraba.

Me tocó mi turno y leyeron …”y la compañera no ha sido seleccionada para formar parte de nuestras filas como militante ya que SE RÍE MUCHO y etc,etc.

Se cayó la reunión a pura protesta de la mayoría de mis compañeros. Yo sentada ahí no reaccioné, no dije nada  y  fue cuando y sin entender por qué, comencé a sentir por dentro un alivio muy grande, como si me quitaran una carga muy pesada de arriba y …me empedé a reír.

Los militantes se fueron indignados y mis compañeros no entendían mi actitud, por lo que concluyeron que era que me había puesto muy nerviosa ante tamaña injusticia.

Alejandro Lugo, mi director, que me quería mucho, me admiraba como ser humano, decía que por mi voluntad para estudiar a pesar de mi situación de vivienda y porque consideraba que yo tenía mucho talento y que iba a ser una gran actriz .

Lo logró, pero supongo que nunca supo como yo tampoco, hasta un día, que ya les contaré, que yo integraba una lista negra en la que figuraban los “no confiables”.

Yo, me seguía riendo aunque ya peleaba algunas batallas por la Justicia.

Creo que hice bastante, más de lo que me permitieron y tuve importantes logros y premios que les arrebaté a puro talento, que no me pudieron ocultar y tuvieron que otorgarme la categoría de “primera actriz” y miembro de la UNEAC .

Todavía me reía…a pesar de todo.

Ahora, ya no me río. Padezco de un carácter vitriólico que pocos entienden. Me duele todo el cuerpo de tanto golpe por decir lo que pienso, pero eso no me importa a la larga, desde una silla de ruedas me puedo reír, si tuviera ganas.

Más que eso me duele el alma, me quitaron lo que más amaba en mi vida, mi carrera, en la que creí que iba a morir “en las tablas” como decían mis maestros.

Mi especialidad en el arte es un trabajo de colectivo, no es como el pintor o escritor o etc que puedes trabajar en solitario. Hay que ser actor desde la sangre, desde la médula, para entender cómo se siente eso, de no estar donde amas.

Apagaron mi risa los comunistas y su dictadura, es cierto. No hay derecho. Nadie tiene derecho a quitarte lo que Dios te dio pero… “El que ríe último. ríe mejor”

Mientras tanto, hago Yoga y digo Ommmmm! Tratando de ser positiva.

No renuncio a reírme… de los que hoy, me aterrorizan y hacen llorar.

 

analuisa.rubio@yahoo.com

13/08/2013

Juanito el policía y los valores perdidos

Juanito es un policía que vive en mi barrio.

Juanito es un policía callado. Juanito observa cómo difaman, arrastran y hasta golpean a un opositor “otros” policías.  Juanito no habla por no ofender, pobrecito…Ni por defender.

Juanito puede ver cómo le rompen la puerta a un disidente, tiran piedras a su propiedad y lo amenaza la plebe “espontánea”. Juanito no se inmuta. Juanito tiene mucho control… policial.

Juanito no hace nada en contra del indefenso… ni a su favor. Juanito no participa…su mujer es de la chusma de “respuesta rápida”. Se puede quedar sin casa. Juanito es un policía… sensato.

Juanito permite que su mujer lo sopapee y le diga palabras obscenas si intenta socorrer al “desprotegido” que ella no acepta. Juanito es muy dócil. Juanito está amaestrado para obedecer.

Juanito coopera con “su comunidad” y hace trabajo voluntario (pa´que no digan). Aprovecha para “limpiar” las plantas que no le gustan… las arranca de raíz. Juanito es muy “sabio”.

Juanito no desprotege a los más “fuertes”. Sobre todo si “revienta” al que expresa su opinión.  Juanito coopera…con los abusadores. Juanito tiene un solo Partido… y una sola neurona.

Juanito habla por inducción. Dicen que a Juanito lo sancionaron como Jefe de Sector por pegarle a una mujer…aunque “nunca se lo probaron”. Juanito no piensa. No tiene con qué.

Juanito no quiere buscarse problemas y si le solicitas ayuda, pero estás “marcado”, no te la niega. ¡Jamás!…desaparece. Tú lo puedes complicar. Juanito quiere ascender…rápido.

Juanito es un tesoro…escondido. Juanito es el policía ideal. Juanito no estorba a los asesinos… se aparta. Juanito no oye, no ve y no habla…. Juanito es un robot,,,con un disco duro obsoleto.

Juanito es un policía…cubano –

analuisa.rubio@yahoo.com

06/08/2013 10:25:01

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: