Aramusa28

Sobre Arte y algunas de sus manifestaciones

Archivar para el mes “abril, 2020”

La MadreTierra y sus guardianes.

 

Nueva York tendrá un museo sobre el cambio climático - QuoLa MadreTierra y sus guardianes.»Si» la mano del hombre· y su forma de vivir caótica han provocado el cambio climático de la tierra donde habitamos y ha creado el tan renombrado ‘Calentamiento Global’ , quiere decir que la Tierra tiene fiebre y si tiene la Tierra tiene fiebre quiere decir que la Tierra está enferma .

La Tierra está muy enferma , está grave· y muy agotada y nos envía avisos desesperados a través de pandemias y enfermedades nuevas y viejas recicladas , pero sobre todo la Peor Pandemia Universal , la escasez del más importante recurso y oro real· del Planeta , la escasés del Amor .
La Tierra , la madre Tierra , La gran Pachamama del Mundo , la que nos cobija , la que nos guarece , la que nos alimenta y nos regala sus plantas para· curar nuestros cuerpos , está enferma muy enferma .
La que nos da el agua que nos refresca y revive· del calor extremo que el propio hombre· ha provocado , está enferma . Está grave; de Muerte .
La Tierra que nos protege y nos acuna el elma con sus bosques y sus paisajes grandiosos, está muy pero muy enferma. Está peor.
La tierra y sus dos guardianes, El Sol hermoso y cálido que nos sana el alma y el cuerpo y la coqueta y amada y brillante Luna que nos enternece las noches e ilumina nuestros pasos y nos inspira la poesía de la vida, están gravemente enfermos por su Alianza de Amistad y Amor con la Tierra.
La propia Tierra que nos ofrece a su hijo adoptivo y adorado cada mañana , ese Sol que nos despierta y recuerda la alegría de vivir un día más y muestra los colores Divinos de las plantas y flores que nos alimentan o divierten con su vino· y nos sirven para· enamorar , está en terapia intensiva . Ese Sol que también nos reanima y nos fortalece el cuerpo y el alma cuando estando tristes nos acaricia la cara con sus amaneceres y nos dice· , levantate ! . . . también se quiere apagar para· no ver más tanto horror· del abuso del hombre· con lo que Él , el aliento de Dios , hace crecer .
La Luna ya no puede divisar bien a sus amantes y solloza cada noche por la pérdida en Cuarto creciente de la falta de amor de sus enamorados y se quiere suicidar sin remedio.
La Tierra , la Madre , la que nos ofreció un día a sus animales , su fauna· preciada para· que nos acompañasen e hicieran menos pesados nuestros días y nos nutrieran con su leche o su lana que nos protege de un rudo invierno y nos premió además con sus pájaros que liban las flores y crean la miel que es como la dulzura de un abrazo de Dios con su Amor incondicional , puro , ingenuo , inocente pero sobre todo desinteresado y paciente con nuestras maldades , que nos perdona como al carnero que Él envió al sacrificio , a sabiendas , para· probar al Hombre y salvarnos de nuestras negruras; algo que no consiguió y que el hombre· ha olvidado hace mucho y ahora chilla de un dolor incomprendido .
Los animales que asesinamos o abusamos a diario y que como el carnero de prueba, sólo nos devuelven a cambio, ese amor infinito que alegra nuestros días con sus ternuras y con esa Sabiduría que no entendemos cómo, porque viene de Dios, se enferman de lo desconocido porque quieren huir sin saber ya, hacia dónde.
La Tierra , la Mayor millonaria del Planeta , del Universo , la que nos ha donado sus tesoros de piedras preciosas y oro y petróleo y tantos e incontables recursos naturales , se ha declarado en quiebra Universal no quiere ser más lastimada por el afán del hombre· de acumulación de riquezas y su simple explotación y contemplación inerte en su avaricia , a costa de los más desprotegidos del mundo , los ‘Pobres’ que producen la riqueza de los ricos . La Tierra se ha declarado en total· bancarrota ante la Injusticia del Hombre y no hay jueces honestos que la defiendan y protejan con desinterés . Sólo unos pocos altruistas soñadores que no alcanzan para· salvarla de la peor Pandemia conocida , el propio Hombre que se ha corrompido , podrido , hasta los huesos .
La Tierra , esa misma que nos lo ha dado todo y nos ha perdonado nuestro saqueo y heridas garrafales a causa de la ambición sin límites de la raza humana , esa Tierra tan lastimada y adolorida , nuestra Tierra , nuestra madre sagrada , nuestra amada Tierra que cuidará el polvo de nuestros huesos un día cualquiera y guardará celosamente en las memorias Akashicas el recuerdo de nuestro paso por la vida por los siglos de los siglos , esa Tierra , Ella , la Gran Pashamama del Planeta , está terriblemente enferma , está grave· y aulla su dolor como alerta final· para· avisarnos con su grito de madre que pare· un monstruo que no desea más en su vientre , que está harta y ha preferido morir y llevarnos con ella .
Auxilio ! Despertemos , es hora final· . Salvemos la tierra . Y a la raza completa con ella .
Abracémonos desde el alma profunda sin tocarnos.
Amémonos sin necesidad de contacto y estaremos sanados eternamente.
Viviremos… en paz.

Alr
29/4/2020

PECADO con ‘Time’

PECADO con ‘Time’

Aquí donde yo vivo, en este país hermoso donde me dieron refugio un día de miedo y frío del cuerpo y el alma, donde no ceso de agradecer tanta bondad y altruismo, tanta grandeza de hombres que la crearon y tanto amor por la paz y Libertad del mundo, aquí con tristeza lo digo, hay seres que han olvidado y desviado sus principios…y sus finales.
Aquí donde yo poso ahora mi cuerpo cansado, se construye un edificio nuevo en tiempo de Coronavirus para los que han de venir pero que aún no tienen nombre en la lista de los ‘aprobados vivientes’
Aquí donde yo vivo, en Miami Dade, Covid19, se han ido los pájaros de la mañana buscando dónde salvar sus nidos de la Pandemia del «hombre nuevo»
Aquí donde yo vivo la Paz ha volado lejos. El aire que respiramos es turbio y nos ahoga en silencio.Sólo los ruidos de grúas cantan cual baterías que chocan sus metales gigantes, en concierto de muertos vivos
Aquí donde vivo y duermo, cuando puedo, hombres vivos aún (de cuerpo) suenan fuerte sus hachas de golpes secos, y como flautas desafinadas las sierras con sus silbidos espeluznantes nos causan miedo y enfermedades dormidas.
Aquí donde yo vivo, en la Capital del mundo, agradecemos la salud del cuerpo y que llenen nuestras pancitas, pero eso no significa que olviden la salud del alma que también asesina.
Aquí donde yo vivo los jefes de abajo y de arriba sólo escuchan de economía y algún que otro reclamo, pero no responde ninguno cuando se trata de derechos serios, de viejos de edades ya recontadas, que son molestos y que reclaman aquello que no les conviene oir.
Aquí donde yo vivo, donde viven muchos solos del mundo y alguna zanahoria asustada e incomprendida, acusada de loca a destiempo, he suplicado y pedido sólo un poco de silencio y de respeto, para pasar estos días, quizá finales para alguno, con dignidad ganada y merecida.
Aquí donde yo vivo, nadie escucha, ni los de abajo ni los de arriba sólo de dinero se habla y construcción sin sentido para los que aún no vendrán y que podría esperar sin dañar la economía de ‘algunos’
Aquí, en este lugar, donde vivo o mejor hábito o desvivo, nadie quiere escuchar que solo pedimos un ‘time’ para poder descansar en paz si nos llegara a tocar.
Un ‘time’ para reír un poquito el que pueda y quiera y quizá para soñar, si sobra, otro ‘time chiquito’ y si no es mucho pedir, sacar a mis gatos al sol desde mi ventana abierta sin ruidos ni polvo que no los deje respirar aire puro, en fin, otro «timecito» que pueda quedar.
Aquí en esta tierra, donde poso mi esqueleto, nadie escucha nuestro reclamo, sólo Dios, y tengo fe de que Él los va a anotar en la lista de los siguientes insensibles corruptos, para que les dé sólo un susto, tal vez un sustico de virus, para que puedan reflexionar sobre el derecho de otros pero si insisten en su maldad les dé un susto mayor, o mejor, que sea Él quien decida lo que les deba ocurrir y que Dios me perdone también y me regale un ‘timecito.’
Amén

 

 

 

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: