Aramusa28

Sobre Arte y algunas de sus manifestaciones

Archivar para el mes “febrero, 2012”

Voces afines

Dedico este poema, a todas aquellas personas que hicieron posible que mi voz se oyera más allá de la cárcel en la que me encuentro encerrada, junto a tantos cubanos.
Gracias a cada uno de las manos amigas que día a día pusieron su granito, al grado de la desesperación, por mi ignorancia cibernética, regalándome muchos minutos de su precioso tiempo y pobres recursos, con total altruismo.
Gracias a los que me abrieron las puertas a ese maravilloso mundo que es Internet, y que para mi se ha convertido en mi única ventana para poder mirar más de cerca, como quien mira un sueño, la tan ansiada Libertad.
Todo mi Amor en este día, para aquellos que me quieren bien y a los que no, también, porque “cada obstáculo, no es más que una oportunidad para crecer”
Gracias desde lo más profundo de mi corazón, en especial a esa “muchachona” que me dio el primer impulso…y algunos otros, Yoani Sánchez.
De nuevo, GRACIAS.
VOCES AFINES
Hoy mi voz es como un ave
que libre trina y gorjea;
ya no yace acorralada
entre barrotes de miedo.
Hoy mi voz se ha hecho gigante
en la sonrisa de afines;
ya nunca será una sola,
otros ecos la acompañan.
Hoy mi voz abierta estalla
con relámpagos de montaña;
rompe fuerte en el hervor
de los que gritan conmigo.
Hoy mi voz flotará al mundo
rompiendo puertas de encierro;
por desiertos de esperanza
escapó de urna de hierro.
Hoy mi voz está estrenando
un chal de palabras blancas;
porque canta a la verdad
ya puede sentirse amada,
Hoy mi voz danza en el agua
riendo con traviesos ángeles,
que tiran desde la trenza
que han tejido con mis versos.
Hoy mi voz saltó volando
conmigo colgada de un ala;
ebria de amor se ha caído
al deseo de una estrella.
Hoy mi voz se ha convertido,
en brisa de despertares
y aunque le tapen el viento,
resonará en cada hoja.
@na
14 de febrero de2011
Anuncios

El Mosquito

Esa mañana había decidido escribir con urgencia una serie de ideas que llevaba días procesando y que de no hacerlo en ese estado de “inspiración”, se esfumarían en la nada entre tantas otras que no apunté y que nunca volvería a recordar, .

Me levanté bien temprano, para tratar de lograr esa atmósfera creadora que es necesaria al menos para mí y que generalmente va acompañada de un silencio que te permite escuchar con claridad cada palabra susurrada a tu oído por las musas que te concedan el honor de acompañarte en esa sesión. Me preparé mi café matinal (todavía me quedaba algo) y me senté a disfrutar expresar lo que pienso; era mi mejor desayuno.
Ya andaba degustando ese trance maravilloso “cogiendo el hilo” de lo que quería trasmitir de una forma coherente y aceptable (literariamente hablando), cuando de pronto, siento el timbre de mi puerta sonando estrepitosamente, (tuve la sensación de como si me pincharan en el lóbulo de la oreja) pero como ya me he cansado de advertir a los que conozco y a los que no también, que llamen por teléfono antes de venir, traté de concentrarme e ignorar esta interrupción.
No obstante, no paraban de hacer sonar “mi timbre” insistentemente, a lo que además, para colmo, se iban sumando gritos imperiosos para que abriera la dichosa puerta, los cuales, poco a poco, me fueron sacando de quicio, hasta que irremediablemente me vi obligada a interrumpir mi labor (¿a quién le importa?) y asomarme a la ventana para saber qué ocurría. No había terminado de despegar la hoja de ésta, cuando un hombre desconocido para mí, mirándome fijamente desde abajo, con los brazos en jarra, y a todas luces muy molesto me espetó, sin siquiera saludar, FUMIGACIOOOOOÓN!!!.
Fue demasiado para mi nivel de tolerancia de esa mañana; lo que bajó esa escaleras fue una tromba marina en ropa de mujer.
–Pero bueno…!!!pero bueno!!! ¿!Hasta cuando!?
–Hasta cuándo ustedes van a seguir no respetando algo que es un derecho elemental, un derecho universal , un derecho que está incluido en la carta Universal de los Derechos Humanos y en la Constitución de este país. La NO INVASIÖN DE LA VIDA PRIVADA.
No se trata de que uno se oponga de ninguna manera a que ustedes cumplan con su labor, no!!” para nada , todo lo contrario, uno tiene la voluntad de cooperar, de ser parte de algo que significa en definitiva no un bien individual sino un bien colectivo, la salud de todos.
Pero “el respeto al derecho ajeno, es la paz”, dijo Benito Juarez.
–Quién les dijo a ustedes que podían venir el día que quieran y a la hora que quieran SIN AVISAR, ¿quién les dijoooooooo?
¿No puede suceder que uno esté enfermo y no pueda salir, o esté estudiando para un examen, o descansando de una noche atareada, o en una cita de amor o lo que se le de la reverendísima gana, dentro de tu PROPIEDAD PRIVADA?.
¿Realmente es tan difícil hacer una llamada telefónica para ponerse de acuerdo
con las personas o hacer llegar por cualquier medio un aviso al menos mensual de los días y horas en que vendrán a fumigar para uno tratar de planificarse sin perjudicar sus intereses.
¡ Aaahhh!!! Pero es más fácil, echarle la culpa “al otro” de nuestros defectos y debilidades. ¿Alguien se ha puesto a pensar lo que cuesta un minuto de un simple spot trasmitido por TV? Claro que esta es una pregunta retórica, los que tienen que saberlo lo saben…pero no les importa. De todas formas paga Liborio (tú y yo, los de aquí) por lo que se gastan una millonada haciendo spots, para decirte lo mal que te portas con las infelices personas de la campaña contra el Aedes Aegiptis o la que se les ocurra en cada momento y que implica invadir tu privacidad sin que tengas opción ni de protestar pues te “marcas” y ya tú sabes lo peligroso que es eso, amén de que esta práctica es una forma sutil de mantenerte bajo control
con “ingenuas” inspecciones si por casualidad estás en la lista de los “marcados”
¿ Cuánto se ahorrarían, en tiempo, transporte (combustible, piezas de repuesto, papel, salarios, meriendas o comidas, desvíos de recursos, etc., y sobre todo en spots que no habría que hacer, pues si la gente se sintiera RESPETADA, abrirían mucho más sus puertas, sin disimulos, con una sonrisa o con un pretexto realmente válido, que habría que respetar sin dudas ofensivas?
Pero no, la culpa de la falta de higiene, de la apatía y la desidia, de la corrupción que nos roba lo poco que tenemos y hasta de cada picada de mosquito, la tiene el imperialismo con su “embargo”
(Cogí aire) y ya iba a seguir con mi discurso, cuando me percaté de pronto, de las caras de sorpresa, burla, obstinación, de aquellos pobres individuos, ante una “tía” que les decía su opinión sin cortapisas y sin miedo a que “ la oyeran” cuando posiblemente muchos de ellos, nunca, han oído hablar de la carta Universal de los Derechos Humanos ni nadie les dijo siquiera lo que significa Respeto a la Privacidad, pues en definitiva esos infelices sólo andan buscándose la vida y no están “pa´coger lucha”. No son más que instrumentos, que no entienden o no quieren entender, la barbarie diaria a que estamos sometidos en esta “aldea” del señor feudal en su finca particular, donde finalmente “el que empuja no se da golpes”.
El peor mosquito nos picó hace 53 años; el que produce Dengue Cerebral Post traumático, que no temata, te inmoviliza.
Ya me retiraba sintiéndome casi culpable por mi arenga, cuando me comenzó a surgir una nueva interrogante.
¿Abrirían ELLOS algún día sus puertas sin previo aviso, no ante el grito de FUMIGACIÓOÓN!!!! de unos pocos, sino ante el cada vez más apremiante de una mayoría de ¡LIBERTAD!!! ?

@na
analuisa.rubio@yahoo.com
17 de febrero de2012

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: