Aramusa28

Sobre Arte y algunas de sus manifestaciones

“No todo lo que brilla es oro”

Dibujo

“…sólo con el corazón se puede ver bien;

lo esencial, es invisible para los ojos”

Antoine De Saint-Exupéry

Cuando yo era muy pequeñita, como muchos niños, sentía una total fascinación por todos aquellos objetos que brillaban, me causaban una especie de hipnotismo que me atraía hacia ellos con un deseo indescriptible de poseerlos, de coleccionarlos, sin tener una noción exacta de mi objetivo con este afán

Mi abuela, que fue mi sostén y mi guía mientras vivió, siempre atenta, observaba cada nuevo detalle de mi aún leve personalidad pero que ya despuntaba con todas sus aristas, lista para corregir cualquier derrame incontenido de mi temperamentico, el cual con su sabiduría Tután Kamesca ya avizoraba ella y trataba de hacer de mi su máxima aspiración, una persona de bien, decente, honrada.

Una mañana histórica, con cuatro ínfimos años, recién iniciada como escolar en Kindergarten (así se decía entonces en inglés al preescolar) un amiguito de mi clase, exhibía orgulloso entre sus objetos personales, un centavito tan nuevo y reluciente que no pude evitar su influjo sobre mis emociones.

Extasiada en su contemplación y sin saber cómo, aquel centavito fue a parar a uno de los bolsillos de mi cartera escolar sin que aparentemente él notara su ausencia ni yo supiera, en mi inocencia, la dimensión real de mi acto incívico.

Debo aclarar que un centavo, tenia valor real para la economía de algunos en esos tiempos.

Al llegar a la casa, mi abuela como muchas abuelas de entonces, siempre sabia, tenía por costumbre revisar mis enseres recién estrenados en mi profesión de aprender a pensar,

al hacerlo este día, inevitablemente descubrió mi terrible secreto.

Una sola pregunta recuerdo: “¿de quién es este kilo?” , (así se decía popularmente a los centavos).

Fui llevada por la oreja directo y sin escala, hasta mi escuelita y luego de comunicar a la profesora lo sucedido, fui “aconsejada” sin mucho aspaviento, a devolver al niñito lo que no era mío, por supuesto, con la consabida disculpa, Nunca lo he olvidado.

Simplemente aprendí que eso no estaba bien y fue suficiente para no repetirlo jamás.

Algunos psicólogos de hoy calificarían este hecho de retrógrado, de salvajismo e incluso hasta de haberme causado no sé cuantos traumas esta forma “antipedagógica” de educar.

Nunca ha pasado siquiera por mi mente, la más mínima duda del amor tan inmenso que mi abuela sintió por mí y le agradezco con todo mi corazón ese y tantos otros valores que me inculcó…a su manera.

Estoy segura de que es mucho mejor tener un trauma por mala o exagerada aplicación pedagógica” que otro peor por ser condenada a prisión por ladrona.

Es preferible ser educado por estas abuelas “anticuadas” a ser víctima de la pérdida de valores que ha causado esta dictadura durante 54 años de desastre moral a los cubanos.

Tres moralejas determinantes en mi vida tuvo el actuar de mi abuela ese día para mí:

  1. No codiciar lo que no te pertenece.

  2. Respeto al derecho ajeno.

  3. No todo lo que brilla es oro.

Haría buena falta, ahora, halar unas cuantas orejas en este país.

analuisa.rubio@yahoo.com

15 de febrero de 2013

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en ““No todo lo que brilla es oro”

  1. César Rodríguez en dijo:

    Ana Luisa: Soy uno de tantos admiradores suyos. Leo sus post y mentalmente escucho su voz que recuerdo claramente. Nunca olvidaré que una vez nos sentamos juntos en una guagua, yo la miré saludándola con un leve ademán al reconocer su rostro y Ud me devolvió la mas bella de las sonrisas. Nada mas. Disfruté en silencio los minutos que duró su casual compañía. Hoy me complace saber que tenemos igual criterio sobre lo que ocurre en nuestra desdichada patria. Por favor no deje de escribir, cuando leo sus temas recuerdo que Cuba no es sólo desorden, mala educación, sectarismo y absurdas consignas. Me llega con su estilo tan femenino esa ternura casi desaparecida ya que caracteriza a las damas. ¿Cómo explicarle? Es como leer un poema de Dulce María Loynaz después de haber leido el Granma, un bálsamo. Muchas gracias.

    Me gusta

    • Muchas gracias Cesar, estambién un bálsamo una persona con sus valores en medio del caos en que vivo. Gracias y que Dios lo bendiga. por ciert, yo también nací un día 10 de diciembre como la Loynaz, ojalá algún día sea al menos un recuedo real de ella.

      Me gusta

      • César Rodríguez en dijo:

        Mi corazón dio un vuelco cuando recibí su respuesta. ¡Ana Luisa Rubio me ha escrito! Muchas gracias. Desde ahora anoto, 10 de diciembre natalicio de dos grandes valores de la cultura cubana, Dulce María y Ud que sin dudas lo es en gran medida…”Dejad Sancho que los perros ladren, es señal que cabalgamos”… De la Loynaz pego aquí si me lo permite un poema que me recuerda tristemente a Cuba, y quisiera compartirlo con Ud.

        TIERRA CANSADA

        (Romance pequeño)

        La tierra se va cansando,
        la rosa no huele a rosa.
        La tierra se va cansando
        de entibiar semillas rotas,
        y el cansancio de la tierra
        sube en la flor que deshoja
        el viento… Y allí, en el viento
        se queda…

        La mariposa
        volará toda una tarde
        para reunir una gota
        de miel…

        Ya no son las frutas
        tan dulces como eran otras…
        Las canas enjutas hacen
        azúcar flojo… Y la poca
        uva, vino que no alegra…
        La rosa no huele a rosa.
        La tierra se va cansando
        de la raíz a las hojas,
        la tierra se va cansando.
        (Rosa, rosita de aromas…,
        la de la Virgen de Mayo,
        la de mi blanca corona…
        ¿Que viento la deshojo?)
        ¡Me duele el alma de sola!…

        (La Virgen se quedó arriba
        toda cubierta de rosas…)

        ¡No me esperes si me esperas,
        Rosa mas linda que todas!…

        La tierra se va cansando…
        El corazón quiere sombra.

        Me gusta

      • Solo Dulce Maria pudo escribir algo asi. Si me permite, algun dia lo usare. Gracias

        Me gusta

  2. César Rodríguez en dijo:

    Nada hay que agradecer. Es suyo, es nuestro. Cómo me gustaría escucharlo en su voz, declamado con su arte. Un saludo

    Me gusta

  3. César Rodríguez en dijo:

    Estimada Ana Luisa, como desconozco la frecuencia con que ud actualiza su blog a partir de hoy los recibiré en mi correo. No se canse de mantener este diálogo con sus compatriotas. Para mi es interesante y para muchos mas aunque no dejen comentarios. Estamos tan desunidos que cualquier intento de comunicación es válido. Lo digo porque me acostumbré a que las cosas valiosas en Cuba duran poco, no así las cosas dañinas como la dictadura, las malas costumbres y la poca vergüenza de muchos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: