Aramusa28

Sobre Arte y algunas de sus manifestaciones

NO HAY TIEMPO PARA ENTERRAR GORRIONES

 ¡Se verán horrores!

No es momento de contemplaciones.

No soy socióloga. Soy una cubana, que sobrevive por “estática milagrosa” y que no puede evitar preguntarse casi constantemente:

¿Dónde se fue aquel cubano hospitalario, abierto, no con Moneda Convertible, sino con el simple peso cubano en el bolsillo o hasta con los bolsillos rotos?

Aquel cubano de sonrisa amplia y honesta que te ofrecía su casa y comida cuando era necesario, sin esperar una visa a cambio.

Es cierto que el mundo se transforma, aunque nosotros permanezcamos estáticos, es lógico y normal.

El mundo entero se encuentra en un movimiento convulsivo que asusta, no alcanzo a ver cuán lógico y normal puede ser esto.

Entiendo que haya que buscar mecanismos de supervivencia y que a la larga se imponga la ley evolutiva del “más fuerte” es lógico pero no precisamente justo.

Todo lo anterior no es noticia para el mundo, como lo dejó de ser hace rato la pérdida de valores que se ha entronizado como algo normal y lógico entre cubanos desesperados.

La crisis económica se generaliza, aunque no sea ni lógica ni normal.

Pero lo que no ha cambiado para ningún país del mundo, es el obligado respeto a su Constitución, con el debido cumplimiento de las leyes que se deriven de esto en el país de que se trate en cada caso y cómo, sí es lógico y normal por simple extensión, el RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS.

En Cuba, para aquellos que no han tenido “la visión de saber nadar y guardar la ropa”, los sanos de mente, los que confiaron en “un futuro con una vejez asegurada, se va haciendo bien difícil, casi aterrador, no sólo ver su presente de patas arriba, sino el de tantos y tantos jóvenes, que ni siquiera creen y mucho menos confían y andan como desperdigados con un solo objetivo en mente, ESCAPAR, “a cualquier precio” y ante la frustración de sus sueños se expresan por mayoría ante las generaciones que los preceden, con una irreverencia que apesta.

Qué decir de los animales domésticos como perros y gatos (no somos chinos) que ni siquiera pueden disentir de que se los coman a diario por cientos, en nombre de la socorrida ley de supervivencia, dejando muchas veces, la mayoría, a desconsolados niños o ancianos solos, que han perdido misteriosamente a sus mascotas, a sus mejores amigos, sin saber dónde buscarlos y sin que haya una ínfima ley que detenga este genocidio.

Ese camino de insensibilidad y vandalismo es muy peligroso, sino se le pone coto a tiempo para demostrar que no vivimos en la selva ¿o sí?

Dónde se fue aquella sensación de seguridad, que se sentía al principio de esta estafa, de este Desgobierno.

Fue como el cebo de la trampa, la mayoría cayó, felizmente ya hace mucho, esa mayoría dejó de caer…y de creer, lo lógico y normal degeneró en absurdo y aberrante

¿Y la EDUCACIÓN? .Maleducada.

Fue por ello que hace poco más de un mes, justamente el 2 de agosto 2012, jueves, a las 4 y 20 pm aproximadamente, estaba mirando, la Revista del Canal Habana de la TV cubana, donde habitualmente ese día, aparece una sección que se llama “Papelitos hablan” la cual conduce el periodista Alejandro Rodriguez, “Pepe,” un hombre que admiro sin importarme exactamente su filosofía personal, pero al cual considero un hombre muy valiente, un hombre de honor.

Tan osado en sus verdades dichas con una transparencia y honestidad que sorprende, resulta una suerte de rara avis, en un medio que tan bien conozco, donde equivocarte al decir, cuesta caro y no abundan los que se arriesgan…ahora.

Pepe, haciendo un análisis de las cartas que recibe de quejas sobre muchas de las injusticias y atropellos que se están cometiendo a diario contra los cubanos a diferentes instancias, con la anuencia de los corruptos y la indiferencia del Poder y demostrando el estado de indefensión en que se encuentra el pueblo, dirigiéndose a “alguien” sin decir nombre, lo cual dejó de ser necesario, expresó:

[…“hay que tener mucho cuidado, desmontar la legalidad, la ley y el orden establecidos en un país, puede ser muy peligroso…] […] [… puede llevar a la selva, al caos…”]

Y dijo mucho más y tal vez fue porque me llegaron muy profundamente sus palabras y me arrastró la emoción, pero sentí como si él estuviera en ese momento en un estado extraño, como “tocado por algo” y percibí más allá, donde se cuece el dolor, una lágrima agazapada.

Quizá él nunca lea este humilde artículo, quizá, pero me gustaría que lo hiciera para decirle:

Pepe, gracias, que Dios te bendiga, no importa si tú crees, Dios cree en ti y te usa.

“Por sus frutos los conoceré” (Mt. 7: 17 18, 20)

Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres” José Martí

Siempre habrá hombres, que se detengan a enterrar nuestros gorriones.

analuisa.rubio@yahoo.com

12 de septiembre de 2012

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “NO HAY TIEMPO PARA ENTERRAR GORRIONES

  1. Excelente no cabe duda que siempre fuiste, y seras, una bella mujer para admirar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: