Aramusa28

Sobre Arte y algunas de sus manifestaciones

“Nadie será desprotegido”


Nadie será desprotegido”. Esa frase, repetida ya demasiado a menudo por el alto mando de mi país, en oportunos momentos y estratégicas tribunas y difundida por los diversos medios de comunicación “a su pueblo querido,” toda vez que es alcanzada por mi sentido del oído, me da una calambrina que me parece que voy a morir ya y sin solución.

Hasta dónde puede llegar la burla y la subestimación de la inteligencia de sus congéneres, por parte de su desgobierno, ¿Qué entienden esas personas por fal-ta-de-res-pe-to?

Por poner un solo ejemplo, pues la lista de los desprotegidos en Cuba, es interminable, en qué situación se encuentra si no, esa enorme cantidad de personas de la “tercera edad” que reciben pensiones de indigentes, que no les alcanzan ya, ni para lo más elemental, ni qué decir de para una vida (la que quede) con dignidad. ¿Cómo y cuándo serán protegidos?

Es increíble que hayamos sido una generación de ingenuos, eso da mucha tristeza.

Creímos, sí, creímos, no en un sistema, no lo pienso (no había cultura política en el pueblo cubano, para eso) creímos en personas, idealizamos personas. Estamos pagando el precio. ¿Nos lo merecemos?

Eso nos convirtió irremediablemente para la historia e imperdonablemente para nosotros mismos, en utópicos-ilusos-absurdos- recomemierdas estafados.

El Hombre del siglo XXI, el Hombre integral ¿Qué pasó? Se equivocaron. ¿También? Y… ¿Ya?

¡No… fastidien!

O sea, el desafortunado que nació en este engendro diabólico o era pequeño el aciago día que tuvimos el disgusto de conocerlos “a su entrada triunfal a la Habana,” perdió su vida. Como diría mi abuela, más menos hace 50 años ¡mi madre!, ¡qué horror! ¡50 años! ¿Cómo pudimos…cómo podemos? ¿Y ahora? ¿Quién nos protege de este fraude? ¿Quién nos indemniza?

Astutamente ELLOS desaparecieron esta figura legal.

¿A dónde nos fuimos nosotros, los reales, los de verdad? Porque estos no somos nosotros, ¡No! Estos son nuestros cuerpos, pero… ¿Y nuestras almas? ¿A dónde fueron abducidas nuestras almas?

Somos eso de que habla la película censurada de moda, ZombiiiiiiiiiS (Si no fuera por Dios…)

Hablo de mayorías, no de honrosas excepciones por supuesto.

Recuerdo que cuando era niña, los que pudieron atisbar un poco más allá que los “otros”, en su ansioso afán de que los demás viéramos “lo que venía”, quizá exageradamente, nos decían que los comunistas tenían técnicas para “lavarte el cerebro” y así lograr que pensaras igual que ellos.

Yo, era relativamente pequeña entonces y estaba contaminada por las ideas “en contra” de mi padre; pero sobre todo poseía una imaginación muy exacerbada, por lo que me imaginaba con mi cabeza y mi pelo largo metido y enredado en una lavadora para cambiar mis ideas. Eso debe haber sido la génesis del rechazo interior que por años traté de acallar muy dentro, por considerarme a mí misma una individualista, mala persona, con ínfulas burguesas. Porque increíblemente y a pesar de todo quería creer.

Sin embargo, esa sensación de pánico, tal vez tuvo su parte positiva y fue, que nunca más me pude relajar del todo con ELLOS, siempre estuve alerta, con la inevitable máscara oficial puesta, como único medio de protección, hasta que un día, me empecé a ahogar en el mismo río revuelto que todos, pero esta vez no me ahogué en la lavadora, sino que nadé, nadé hacia la orilla del rescate de mi misma.

Por eso cuando escucho, “Nadie será desprotegido”… me irrito de tan fuerte manera ¿Acaso es mi papá? ¡Caballeros, no cambian ni por aquello de la dialéctica! Todo tiene remedio, menos ELLOS.

Claro, ya sabemos todos, que esos son montajes, manipulaciones, para ganar tiempo y dinero para Suiza, para las herencias de sus raticas queridas, porque, para lo que a ELLOS les queda en el convento…

Pero quién dijo que alguien nos tenía que proteger ¿Acaso somos minusválidos? ¿No somos capaces de cuidarnos a nosotros mismos? ¿Y qué hemos hecho hasta ahora? ¿Dónde estaban ELLOS? ¿Empezarán a respetar los Derechos Humanos? Ah! ahora van a protegernos ¿Y antes? ¿Y después?

Por citar sólo dos ejemplos, de lo que conozco y me consta, de la forma en que nos “ensuciaron” los valores, como consecuencia de esta “inmoral socialista”, taladrando las mentes de los cubanos con su discurso por más de medio siglo; en días pasados, traté de conseguir un medicamento en la farmacia de Línea y E en el Vedado, el cual tenía adjudicado por Tarjetón, eso quiere decir para el que no sea cubano, RESERVADO, por padecer cualquier enfermedad crónica, en este caso, mi estómago. Una forma de asegurarte el medicamento contra revendedores.

No obstante luego de tres intentos para adquirir esta medicina, y no existir, el día que más lo necesitaba el Tarjetón se venció y me quedé sin medicamento… ¿A dónde fueron a parar estas medicinas RESERVADAS? ¿A qué bolsillo? ¿Quién te protege de esta corrupción que ya llega a cada rincón de Cuba? Se justifican los corruptos, diciendo “Ladrón que robaladrón…” Tienen que “vivir” (así te dicen desfachatadamente cuando están en confianza contigo) Lo entiendo por no tener opción. Vivo aquí. Es la ley de la supervivencia en la selva.

Otro caso aún peor, fue que he sido víctima de Iatrogenia médica (daño al paciente por parte del médico que lo asiste) en operación por Implantes, realizada en la Escuela de Estomatología de Plaza en la Habana, por lo cual estoy sufriendo cefaleas y síntomas evidentemente no “normales” que no puedo saber qué consecuencias traerán para mi Salud y mi vida. A pesar de tener pruebas de la negligencia intencional del médico que me asistió y de ser de conocimiento de la Directora, en entrevista con ella y de médicos y personal de dicha Clínica y de carta a Ministro de Salud, hace cerca de tres meses; nadie responde. No tengo dinero suficiente para llegar tan alto. ¿Quién te protege?

Gracias a Dios todavía existen, médicos y personas en general, de la Salud, que se respetan y aman su profesión, a ellos, que Dios los bendiga.

Pero no soy un caso aislado, soy una entre un millón, aunque desconozco esta estadística, entre tantas cosas que se nos esconden. Convénzase, sólo entre a un hospital cubano como paciente de “a pie” y verá.

Lo que no se entiende, es que estamos hablando, de personas, de seres humanos, de pacientes enfermos, con dolores, a veces insoportables y que podrían no complicarse, no morir o simplemente aliviarse con un tratamiento adecuado y respetuoso para su caso o con un medicamento que sin Tarjetón, pudieran adquirir si tuvieran divisas. Por cierto, es un acto ilegal. Penado por la ley de Papel que es la que nos rige ahora. Negación deauxilio.

Lo peor, es que ellos no lo saben, son soldados. Pertenecen al ejército de los indiferentes de los abúlicos, de los deprimidos, de los resentidos, de los oblicuos, de la desidia.

De los enfermos crónicos de desesperanza .De los muertos vivos que ELLOS mismos asesinaron.

¿Quién dijo que “alguien” nos tiene que subsidiar algo? ¡¿Quién lo dijoooooooo?! ¡No señor! ¡No! ¡RESPÉTENNOS! ¡PÁGUENNOS!

¡Páguennos lo que nos dejaron de pagar con sus salarios de esclavos por medio siglo!

Con lo que se ahorraron para engrosar sus cuentas en Suiza, tendríamos ahora nosotros suficiente, para una vejez digna y descansada. Quizá incluso, con ese dinerito, podríamos pagar la Salud y la Enseñanzagratuita con la que por más de 50 años nos han estado chantajeando recordándonos paternalistamente nuestra deuda.

Sería un alivio para nosotros, que podríamos comprar nuestras medicinas sin Tarjetón en las farmaciascon divisas donde nunca o poco hay escases y los hospitales de los de “a pie”, estarían en mejores condiciones y recursosy no seríamos discriminados por no poder hacer “regalitos” ya que no habría necesidad, pues si médicos, técnicos y empleados de la Salud, fueran mejor pagados, no querrían de ninguna manera, perder sus puestos de trabajo, rentables para su vida.

Por otra parte, también sería un alivio para ustedes, pues eliminarían dos de las enormes gratuidades que ahora les pesan, matando así, dos “pájaros de un tiro” al lograr una mejor opinión pública ante el mundo y

quién sabe, si hasta “les sobraría” algo para sus cuentecitas ocultas. Nos “daría la cuenta” a todos.

Pero sin más discusión: ¡PÁGUENNOS lo que nos robaron por más de 50 años!

¡PAGUENNOS LA VIDA! La vida que perdimos por creer en un sueño de justicia, por creer que un mundo mejor, con ustedes, sería posible.

Páguennos por la pésima calidad de lo que nos vendieron por bueno.

Páguennos por las REFORMAS que ya no le podemos hacer a esta vida, porque ya no tenemos tiempo…ni ustedes tampoco.

Y finalmente ¿Cómo podríamos ser protegidos, si no tenemos quien nos proteja de ustedes?

Si sólo se fueran tranquilos y callados una feliz mañana de este invierno… ya estaríamos pagados y protegidos y les estaríamos eternamente agradecidos. No es nada personal.

@na

analuisa.rubio@yhoo.com

21 de Enero de 2012

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: