Aramusa28

Sobre Arte y algunas de sus manifestaciones

El fantasma del hambre

¿Alguien se ha fijado como lucen físicamente muchos de los altos funcionarios de este gobierno cuando asumen sus cargos?¿Alguien se ha fijado cómo lucen un tiempito después de “sacrificarse”?
Cada cual es dueño de hacer con su imagen lo que estime conveniente. Es su derecho, pero como decía mi abuela “tu derecho termina donde comienza el mío” y si ese cambio de look responde a que para tu beneficio utilizas los recursos que pertenecen a otro, en este caso al pueblo, entonces ya no es tu derecho pues nadie está autorizado a especular con lo que no es suyo, no es legal ni moral.
Si además ese cambio ocurre de forma demasiado rápida y llamativa y se le suma todo el atuendo real “de marca de nuevo rico” que lo acompaña, realmente resulta llamativo y deja mucho que pensar. Aunque también hay que reconocerlo, los hay delgados entre ELLOS, son los que comen sólo vegetales…con bisteckes de RES.
Todo esto y más sería perfectamente posible y normal en cualquier funcionario de un país normal, donde no se hubieran pasado la vida, sus gobernantes, criticando el odioso Capitalismo con su oferta y su demanda y todo lo demás, pidiendo austeridad, sacrificio y hasta la muerte a un pobre pueblo hambreado y machacado, para después hacerla peor al final, ya que los capitalista nunca negaron que lo eran, pero los comunistas (que nunca llegaron a serlo) ahora van en una estampida de cangrejos que da vergüenza, tratando de embarajar con uno más de sus experimentos, queriendo salvar un Titanic que ya es historia, donde los conejillos de indias como siempre, somos los cubanos de a pie. Diciendo con la demagogia más indecente del mundo que seguirán-remos experimentando hasta lograr una sociedad más justa y…bla, bla bla. Entonces, alguien me puede decir, ahora, ¿hacia dónde vamos?
Recordar el horror de todo el recorrido, por un túnel de mentiras por un tiempo inacabado, sólo sirvió para finalmente, salir por el mismo agujero negro por donde entramos, o sea, el mismitico Capitalismo del inicio, sólo que ahora, de nuevo tipo, inventado por el Genio del mal cubano, con las mismas diferencias de clases y demás especies, pero peor, porque ahora has perdido por el camino: los valores que sí teníamos y mucho, la libertad de expresión y de todo tipo, la destrucción del país que se cae a pedazos con una economía podrida (no la que ven los turistas o algunos miembros de organismos Internacionales o hasta Presidentes-as) Mucha gente o está loca o casi loca o se emborracha o se droga, como medio de evasión y para colmo te pasaron por arriba 53 años… más y como tapa al pomo, eres pobre; es como para morirse.
Sí, pobre, como es el caso, entre otros, de muchos que por meterse a opinar están Censurados, sin derecho al más elemental de los derechos, (que por estar, está hasta en la Biblia) TRABAJAR y como el que no trabaja no come, ¿de qué vives? y aquí me incluyo.
Como me decía una graciosa el otro día “oye, tus fans no te vamos a ver ni en los muñequitos rusos (que por cierto, en cualquier momento vuelven a aparecer)
¿A quién te quejas?, ¿Quién te indemniza por este atropello? ¿De qué vives?
Y otra vez hasta el infinito ¿QUIÉN TE PROTEGE?
.Por supuesto, podrías vender todo lo que te pasaste 40 ó 50 años atesorando, dejando las vísceras en ello, para disfrutarlo “algún día”, cuando tuvieras tiempo, en tus años altos y renunciar a cualquier sueño oculto con tus propiedades. Poco a poco te irías comiendo tus puertas y ventanas y tus muebles y todos tus recuerdos seniles, hasta terminar delirante y andrajosa, durmiendo en un parque del casco histórico de la Habana, si no tienes la suerte, antes, de morirte de frío o de hambre, en un hospital psiquiátrico; todo por el terrible delito de soñar con ser libre.
¿A dónde se fue aquello de “TENDRÁN UNA VEJEZ ASEGURADA”?
Aunque lo bueno de todo esto es lo malo que se va poniendo, porque como decía mi abuela, “el hambre no tiene amigos” y una vez que has llegado a este punto de indefensión, o mejor, de INDIGENCIA ya lo único que te queda y que no tienes que pagar, ni te la pueden quitar, es irónicamente, a lo que tanto temían, tu opinión. Y la usas.
Creo ser una persona de una mente abierta, hasta donde puedo, y nunca creí, en el cacareado Igualitarismo, es más, me parece injusto que mientras unos se esfuerzan hasta reventar en la vida o nacieron con un talento especial y lo usan tratando de dar lo máximo, para sí y para la humanidad en general, vivan igual que el delincuente, el ladrón, el oportunista, el vago o el manipulador o el mediocre; pero entonces para qué 50 años con la DEMAGOGIA “de todos, para todos y por el bien de todos” o “con los humildes, de los humildes y para los humildes”
No hay que exagerar.
¿A alguno de esos gorditos “de arriba” cuando andan con sus familias gorditas y bien puestas, a lo Botero, en sus nuevos carros con aire acondicionado, se le ha ocurrido “sacrificarse” y bajar con sus sombrillitas y sus caras mofletudas y rozagantes, a codearse con los siervos de la gleba, entrando a uno de esos deprimentes comederos con que provee la “inasistencia social” a esos pobres viejitos, que ni siquiera opinan, pero que no tienen opción, obligados por la miseria, a “tragarse un bocado” malo y poco en esos lugares.
Vaya, sólo por aquello de que no te cuenten o no te truenen ante una queja que se fue de control, (cuando ya estorbes, claro)
Estoy convencida de que en el Capitalismo, de los malos de allá enfrente, en Malecón y 90, un perro de los que recoge el ASPCA (Organización Protectora de Animales) recibe una comida mucho más decente que la comida de esos infelices.
¡Por supuesto! el Bloqueo, se me olvidaba, lo que ocurre es que en los COMEDORES de las mansiones de “los escogidos” nunca ha llegado “el embargo”, parece que se quedó sin combustible por el camino. ¡Ahí sí hay!
Por eso se me pone la piel de gallina cada vez que pienso, sobre todo en estos días, que si no me invento urgente algún “cuentapropismo” que me permita mi maltrecho esqueleto, terminaré no muy allá en el tiempo, en uno de esos comederos, sentada a la mesa, hablando a solas con ese fantasma genial del teatro cubano y diciéndole a sotto voce:
“Yo también tengo mucho miedo, Virgilio”.

@na
analuisa.rubio@yahoo.com
24 de Febrero de 2012

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: